La economía en el fútbol

Las empresas y los empresarios usan en el fútbol como fuente de ingresos. Y lo hacen de diferentes formas:

Las empresas llegan acuerdos con los equipos para que estos lleven en sus camisetas los eslóganes de la empresa.

Estas empresas son los patrocinadores de los equipos (además de muchos otros que no se llevan en la camiseta) por los que consiguen fuente de ingresos. Además las empresas consiguen publicidad y fama.

Hay veces que las empresas llegan más allá y no solo ponen su eslogan en las camisetas sino que ponen su nombre en los estadios (Allianz Arena) o en los propios clubes (Bayern Munich).

Otra forma es la marca de ropa de la equipación de los equipos.

Podemos ver como los grandes equipos que tienen mayor repercusión son los patrocinados por marcas más famosas y más importantes. Así los clubes obtendrán más dinero por el contrato realizado por esas marcas y estas obtendrán más fama al ser llevada por grandes equipos y grandes jugadores.

 

Los empresarios compran los equipos como una empresa la cual le aporta beneficios. ¿Cómo?

  • Con la compra-venta de jugadores: muchos equipos compran jugadores baratos para luego venderlos más caros de lo que les ha costado.
  • Productos oficiales del club: uno de los grandes ingresos de los grandes clubes. Camisetas que por el simple hecho de llevar el escudo de un equipo y el nombre de un jugador te puedan costar 100 euros. Una barbaridad, pero que mueve millones de euros.
  • Los derechos televisivos: una de las grandes injusticias del fútbol (sobre todo en España). Los grandes clubes obtienen la mitad de estos ingresos mientras que los demás “equipuchos” se tienen que repartir el resto. Esto hace que las diferencias entre los equipos sea cada vez mayor.
  • Los contratos de publicidad mencionados anteriormente
  • Participando en competiciones: por el simple hecho de participar en alguna competición ya le dan las instituciones dinero por ello. Por eso para ciertos equipos es muy importante participar en competiciones de alto nivel, para así reportarle un cierto beneficio.

 

Se utiliza a los futbolistas como iconos, mitos generadores de moda, como David Beckham. Las empresas consideran a los futbolistas mercancías, que explotan hasta que dejan de ser rentables. Las empresas son las dueñas de la imagen de los futbolistas.

 

Pero esto no se queda ahí. La FIFA actúa como multinacional con intereses planetarios. Este organismo mueve más dinero que la General Motors y tiene repercusión mundial.

Lo más grave de todo es que muchos equipos y jugadores actúan en paraísos fiscales, engañan a Hacienda y se desconoce cuánto dinero mueven.

 

Podemos decir que el fútbol es una superestructura político-ideológica de capital avanzado y actúa como multinacional. Los jugadores son la materia prima de esta industria, se comercializa su imagen y el producto se vende a los aficionados.

Al leer esto no cabe duda que el fútbol ya no es fútbol, es negocio. Dinero, dinero y más dinero.

 

“El interés económico prima sobre los valores deportivos y los equipos son empresas”.

 

Referencias Bibliográficas:

  • “Fútbol y Manipulación Social”, de Santiago Flores Álvarez-Ossorio.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s